¿Dolor de garganta? Descubre qué tomar según tus síntomas

Para tratar el dolor de garganta no tienes que acudir necesariamente a los antibióticos.

Si además tienes problemas de afonía, puede ser laringitis, causada habitualmente por un virus

Si además tienes problemas de afonía, puede ser laringitis, causada habitualmente por un virus.

06 de Diciembre de 2018 12:30 pm.

Tener la garganta inflamada puede generar síntomas como ardor, tos seca y dificultad para tragar y puede ser causada por la exposición prolongada al frío o por enfermedades como gripe o amigdalitis.

LEE MÁS: Salud: ¿Cómo reconocer las señales de la menopausia?

Sin embargo, sea como sea tu dolor de garganta, te contamos cómo remediarlo de una buena vez para cuidar tu salud. ¡Pon atención!

DOLOR DE GARGANTA CON FIEBRE

Si además se acompaña de congestión nasal, tos, estornudos, dolor de cabeza… Sospecha de un resfriado o de una gripe. Suele desaparecer al cabo de unos días. Para aliviar los síntomas, el doctor puede recomendarte analgésicos o antiinflamatorios pero no antibióticos, porque no sirven para tratarlo.

DOLOR DE GARGANTA CON FIEBRE ALTA

Si la fiebre es alta, seguramente sean anginas, una infección bacteriana que sí puede necesitar la administración de antibióticos.

DOLOR DE GARGANTA CON FIEBRE Y GANGLIOS ABULTADOS

Si la garganta duele hasta al tragar saliva, hay fiebre y los ganglios del cuello sobresalen, lo más probable es que se trate de mononucleosis, también conocida popularmente como “la enfermedad del beso”, ya que se transmite por un virus que hay en la saliva. No necesita tratamiento, excepto para los síntomas, pero sí descanso.

DOLOR DE GARGANTA SIN FIEBRE

Si además tienes problemas de afonía, puede ser laringitis, causada habitualmente por un virus. También puede ser que hayas forzado mucho la voz y tengas afectadas las cuerdas vocales. Se trata con analgésicos, descongestionantes y/o descansando la voz.

DOLOR DE GARGANTA SIN FIEBRE PERO CON ACIDEZ

Son los síntomas de un reflujo gastroesofágico. Lo que tienes que hacer es llevar una dieta blanda sin nada de cítricos ni picantes, cenar dos o tres horas antes de irte a la cama y dormir con el cabecero de la cama elevado.

MIRA TAMBIÉN: Cáncer de mama: 5 pasos para realizarse el autoexamen

DOLOR DE GARGANTA CON MOCOS Y SIN FIEBRE

En este caso, el culpable puede ser puede ser el polen, el moho, los vapores de productos químicos, las caspa de tu mascota o cualquier alérgeno que provoque una reacción exagerada de tu sistema inmune. Debes ir al alergólogo para atajar la causa y no solo los síntomas.

DOLOR DE GARGANTA PERSISTENTE

Si el dolor de garganta no cede y se prolonga durante mucho tiempo, consulta con tu médico. Sobre todo si además te sientes cansada, tienes problemas para tragar, afonía, dificultades para respirar… En este caso, el dolor de garganta puede alertar de un cáncer de laringe.